ASTUCIAS QUE POR SUTILES SE ANIQUILAN A SÍ MISMAS

Modificado el: 11/06/2017 Imprimir PDF

Vamos que empezamos.

A ver Gómez, el aparejo, rápido. La plomada, Gómez, dónde pusiste la plomada. Sosa apurate con esa carretilla querés. Sí, pero vamos a esperar un poco. Cavá acá, seguí toda esa línea. Fijate bien eh, mirá que la torre más alta tiene que ir de este lado. Córranse que no dejan ver. Señora, córrase por favor, estoy laburando. Eso después lo vemos, vos seguí trayendo los baldes. Medí bien, mirá que podemos tener problemas, dale esta profundidad ves, que el foso quede un poco más allá. ¿Y la otra pala? Sosa, traé la otra pala querido, no vamos a terminar nunca así. Gómez, acá hace falta arena, ¿no te das cuenta que falta arena? Y sí, traé más. Así, dale, te tiene que quedar bien lisito, usá la otra cuchara si esta no te sirve. De quién es esto. Pero quién es el maricón que se trae bronceador. Acá se viene a laburar, viejo. No, ya sé, pero vamos a esperar. Hermano alcanzame ese gorrito o el sol me mata, el verde, sí, el verde.

-Señor.

-Sí.

-Ya sube la marea.

-¿Otra vez? Bueno muchachos cortemos ¿eh?, mañana empezamos de nuevo.