EBRIEDAD DE MAR

Modificado el: 08/05/2011 Imprimir PDF

 

Sobre la arena blanquísima y fina
mis pies también parecen de sal.
Cada partícula se desliza por entre mis dedos
y suena blandamente.
Camino sobre un campo de nubes
que encierran miles de pequeñas campanas.

¿Sabrá mi cuerpo entero responder
a esta impresión de ebriedad. Espuma
que sube desde mis pies?

El rumor del mar ha entrado en mí.
Soy su caracol.