LA DICHA DE LA TARDE-UMBRAL DEL SUEÑO

Modificado el: 11/05/2011 Imprimir PDF

 

Siempre brilló tan alto que levanté la frente
Bajo su claro influjo…y el influjo persiste,
Hoy que cae doblada mi vida hacia el poniente,
Cuando invade la sombra mi pensamiento triste.

Mis versos recibieron su escintilante halago
Que iluminó las horas de lasitud y olvido.
Ahora llega en pétalos, en el momento aciago
Que amortaja en silencio la destrucción del nido.

Amiga que he llamado noble y maravillosa
-Calidad de la altura, oro de intimidad-
Pregunto si la vida me ha dejado una rosa,
Pregunto si el poema puede ser realidad.

¡Oh admirable presencia del sueño y de la vida,
Que erige formas blancas al borde del sendero!
Llora infinitamente por la visión querida
Mi pálido camino de tarde sin lucero.