VIEIL OCEAN

Modificado el: 11/05/2011 Imprimir PDF

 

¿Recuerdas aquella tarde
Junto a las rocas del mar?
Tuve en mi mano tu mano,
Una mano y nada más.

Tuve en mis ojos tus ojos,
Con un modo de mirar,
Que al darnos las buenas tardes
Se decían mucho más.

En un peñasco que había
Me senté para soñar…
Honda una voz me decía
Que no te quisiera más.

Yo me besaba las manos,
Alocado de aspirar
El perfume de la tuya,
Intenso cada vez más.

El canto de Maldoror
Traía la voz del mar.
Era absurdo que dijese 
Como el cuervo: nunca más.

Años pasaron así;
Llegó mi tiempo de amar;
Piden los besos dichosos,
En la boca, muchos más.