HOJA DE LAUREL

Modificado el: 01/10/2011 Imprimir PDF

CANTO V

 

La Plata se levanta ufana y bella,
y destellando luz, nace a la vida;
Su solo nombre la esperanza encierra
donde la fe del porvenir se anida.
 
Fija allí la mirada del que espera.
La realidad le ofrece en el futuro,
bajo el jirón azul de la bandera
Sobre la entraña de su suelo puro.
 
¡Allí está, joven, virgen, prometiendo
un mundo de misterio y de grandeza!
Al empíreo sus brazos va tendiendo,
cubierta con la fe de sus promesas.
 
!Es una hija argentina! y ha surgido
de la noble intención de un pensamiento.
Del siglo moribundo ella ha nacido
como un astro de luz del firmamento.
 
¡Salve, virgen ciudad!, tu nombre bello
se inscribirá sobre la patria historia,
Y el amor de tus hijos pondrá el sello
al nuevo timbre de argentina gloria.
 
Tomado del "Libro de los poetas que le cantaron a
La Plata"
Este poema fue depositado en la urna fundacional el 19 de noviembre de 1882.