Misceláneas - JULIO LAVALLÉN

Modificado el: 18/09/2011 Imprimir PDF

 

 

http://tazelaar.blogspot.com

 

Julio Lavallén - Concordia, 1957. Artista plástico

 

En 1974 hace su primera exposición en el Museo de Artes Visuales de Concordia.

En 1981, con 22 años, llega desde Concordia para instalarse en Buenos Aires. Aquí se convierte en la cara visible de la galería Alberto Elía. Allí fija amistad con Kenneth Kemble, admirador de su obra y quien aconseja y acompaña su trabajo durante unos años. En poco tiempo se convierte en artista de galerías de Roma, París, Londres, Madrid, Valencia y Nueva York.

 

Artista autodidacto, Lavallén se enmarca dentro de la línea figurativa y sus desnudos y retratos se han ganado un lugar en la figuración de los años 80.

 

En 1987 trabaja en la preproducción escenográfica del filme de Pino Solanas "Sur" y en 1988 lo hace junto a Jorge Polaco en "Kindergarten".

 

Tomado de Clarín.com

 

La tierra y sus seres más cercanos no la buscan, ni siquiera formulan la pregunta.

A la identidad de una hierba la conoce la tierra y esa tierra es reconocida por la hierba y así las diferentes naturalezas de seres intercambian energías.

Sólo un ejemplar humano es capaz de romper ese vínculo, y trasladarse. Por los motivos que fueran, un humano puede y suele modificar su paisaje. Puede alejarse de su lugar de nacimiento o de gestación, cambiar de entorno y luego preguntarse: ¿Por qué la nostalgia? ¿Cuál es mi lugar? ¿Quién soy?

Entonces, siendo la tierra el apoyo y la madre de la identidad, consideré que se debía mostrar duplicada, espejada en su complementario del otro extremo: el cielo.

Este cielo no es una bóveda, es un plano quebrado al medio y a lo largo, en pico hacia arriba (visto como un simple techo de galpón, puedo hacerme entender si lo describo simplemente como un "techo a dos aguas").

Entonces, espejo la tierra a dos aguas. Dos aguas que identifico por sus nombres locales Paraná y Uruguay.

Estas dos aguas primordiales producen un estado que es conocido como la tierra que está Entre Ríos, ya que en sí, es un inmenso territorio sin denominación propia. Estas aguas rodean una tierra sin nombre que, no obstante, abriga hospitalaria una cantidad simbólica de otros seres que representan a todos los habitantes naturales de esta especie de isla. Isla que se comunica por tres grandes obras humanas en cada uno de estos grandes ríos. Por eso las seis cabreadas sobre las cabezas del público, que conciben y recuerdan igual número de uniones de ámbitos diferentes. Dos extremos que se alcanzan, significan un puente. Y no es la tierra, sino los hombres quienes establecemos esta ligazón, este vínculo con la gente y la tierra de la otra costa. Ese vínculo es de ida y vuelta. El puente comunica dos estados, pero así como permite la salida, también favorece el regreso.

Digo que también favorece la introspección (la vuelta) durante nuestras diferentes edades individuales, sociales o políticas. En esa introspección estamos cuando dejamos de flotar, nadar, navegar y nos interrogamos. Cuando nos interrogamos para identificarnos.

JULIO LAVALLÉN

-artista plástico entrerriano-

(Texto reproducido en la Muestra del Museo de Bellas Artes de Paraná, en el marco del "2° Encuentro por la Identidad Entrerriana" (3 y 4.03.07), acompañando la maqueta del Mural de 300 mts.2, que se emplazó en el Centro Cultural y Convenciones "La Vieja Usina" en Paraná, capital de la Provincia de Entre Ríos)

Ver video

 

Identidad Entre Ríos from Mono Lavallén on Vimeo.