Biocrítica

Modificado el: 18/05/2011 Imprimir PDF

por MARCELO LEITES

Emma de Cartosio. Escritora argentina. Nació en Concepción del Uruguay, Entre Ríos, en 1928. Egresó de la Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de La Plata. Ejerció la docencia en su país. Cultivó indistintamente géneros diversos; sin embargo se destacó sobre todo por su poesía. Integró diversas instituciones culturales. Becaria por el Instituto de Cultura Hispánica, Madrid, 1963, allí estudió la poesía española contemporánea y publicó artículos sobre el tema, en varios de los principales diarios de Argentina y España. Residió en París entre 1965 y 1969. Dio conferencias sobre literatura en general y poesía en particular, en países latinoamericanos y en el interior de Argentina. Viajera incansable,  recorrió Europa, África, Medio Oriente y numerosos países de Latinoamérica. Escribió también en francés (idioma que domina a la perfección) una colección de cuentos folclóricos argentinos y de otras partes del mundo, motivo por el cual también se la considera una escritora francófona. 
          A pesar de Georgie, que en "Borges ríe" escribe una de sus tantas diatribas, enumerando sus metáforas menos felices;  y del olvido (o negación) al que se la relegó en su provincia,  Emma de Cartosio, es una voz singular dentro del parnaso literario entrerriano. Y digo singular, no sólo por su obra, sino porque no vivió en su ciudad natal, sino en Buenos Aires; sin embargo,  nunca se integró del todo al ambiente literario de su época y vivió en un retiro voluntario, en una  soledad inclaudicable,  lo que le permitió mantenerse fiel a sí misma. Hasta cierto punto,  el tono de Emma se mueve dentro del neorromanticismo propio de la generación del 40', con el típico uso de formas neoclásicas de versificación;  y, sin embargo, este encuadre no resulta del todo exacto, porque si bien su poesía es eminentemente lírica, en sus mejores momentos evita las efusiones sentimentales, a través de un espíritu científico heredado de su padre y de un lenguaje sobrio y preciso, aún en el momento de su internación en un instituto neuropsiquiátrico. El revés trágico de la muerte de su marido (muy jovencito) en sus brazos (y en una playa) fue un trance duro de superar.  Su libro Automarginada  recibió “La feur de Laure 1980”, premio francés a la obra poética que más altamente ilustra una lengua de la romanidad. También escribió poemas para niños; cuentos y ensayos. Muchos de sus textos fueron publicados en el Diario La Prensa, a instancias de José Edmundo Clemente, Director del suplemento cultural, quien le solicitaba las colaboraciones. En una carta personal  de 1989, Emma me confesaba: “A veces extraño Entre Ríos. Pero sé que ya no existe.” Por suerte, para nosotros, su poesía todavía respira, como Emma, y la podemos seguir leyendo, porque alguien tiene que seguir manteniendo viva la memoria de los seres queridos,  los primeros poetas amados, la infancia y la interminable saga familiar: Alguien tiene que habitar la casa de provincia que demolieron o el conventillo en que crecimos y el progreso hizo barriada.


 

Queremos dedicar este Rescate a nuestro querido Jorge Rubens Ríos, el Profesor de Literatura que en Concordia nos enseñó a ver el otro lado de los libros, el primero que nos leyó a Emma; de su biblioteca itinerante fueron extraídos estos poemas.

Consejo Editorial

 


TEXTOS

OBRAS PUBLICADAS

PREMIOS RECIBIDOS

ANTOLOGÍA