Novedades

06/03/2013 - DANIEL GONZÁLEZ REBOLLEDO PRESENTA SU NUEVO TRABAJO

“LO QUE CELEBRO ES LA PALABRA”

Docente, escritor, librepensador, el autor regresa a Paraná para presentar Sexalescencia, un espectáculo donde repasa los vínculos humanos, hijos, padres, muerte, amores y desamores en el trabajo con la palabra. “A veces uno se parece a lo que se imagina”, dice el autor y dramaturgo gualeyo, sobre su nuevo trabajo que presentará el domingo en la sala Arteatro.

Daniel González Rebolledo alcanzó el reconocimiento provincial a comienzos de la década de los ´90 con La Yegua Blanca, premio Fray Mocho género teatro. Fue un momento luminoso en una trayectoria que arranca a comienzos de la década del ´70. Docente, escritor, dramaturgo, director, actor, reconoce su raíz en la tradición gualeya que forjaron nombres como Juan L. Ortiz, Mastronardi, Veiravé y Emma Barrandeguy. 
Teatro, ensayo, novela, prosa, poesía. La producción literaria de González Rebolledo, a tono con la personalidad expansiva y creativa hasta el desprejuicio, ha dejado marca en estos géneros y le ha otorgado un lugar en el panorama literario entrerriano. Este docente distinguido en el certamen Casa de las Américas no cesa de producir. En este camino en el que ha dejado mojones como Los Kennedy del sur –novela sobre la historia de los hermanos paceños que encabezaron una revolución, novela que resultó premiada en una convocatoria realizada por la Universidad Nacional de Entre Ríos-, este singular representante de las letras gualeyas estará en Paraná para presentar Sexalescencia, su producción más reciente. Lo hará el domingo a las 20.30 en la sala Arteatro (Tucumán 378). 
Poemas, canciones, micromonólogos y monólogos son traídos en el cuerpo y la voz del intérprete para despertar resonancias en el espectador. Todo ello, en una hora y cuarto de duración, con el nexo entre historia e historia, de la etapa en que se encuentra el autor al armar esta performance que estrenó con éxito en Buenos Aires y mantuvo durante diez funciones en otras tantas semanas en una sala del circuito del off porteño. 
Este unipersonal “está hecho de textos míos que vienen desparramándose en los que trabajo el tema de los vínculos”. 
Celebrando el trabajo con la palabra de un escritor, Sexalescencia propone, desde la poesía, la canción –“soy un actor que canta”, aclara el autor- y desde micromonólogos, los vínculos humanos. 
La puesta es fruto “de un repaso de esos textos de uno que te acompañan siempre, o que uno vuelve a citar. Así pensé en unir esos textos en algo que dijeran algo” y así fue que se llegó “a plantear esto que tiene que ver con una etapa de mi vida que estoy pasado: los sesenta”. 
Es esta etapa nueva de la vida del hombre, en que las personas llegan en la plenitud de condiciones físicas y mentales, las que plantean nuevos desafíos e interrogantes a quienes la transitan, de allí lo de caracterizarla como sexalescencia. 

REPASO POR LA PALABRA Y LA ESCENA. Para el autor, elaborar los textos lo llevó a “revisar qué es lo que quise decir y sigo diciendo en mi trabajo literario, pero desde esta nueva mirada que se plantea a lo largo de los años”. 
En este unipersonal, González Rebolledo aborda distintos personajes a lo largo de la hora y cuarto de escena. Y en el medio incluye “a un único invitado”: una escena de Ricardo III, de Shakespeare. 
Para acompañar la caracterización, y marcar las diferencias, el actor incorpora algún elemento mínimo de vestuario o utilería que indican el cambio de personaje de acuerdo al texto de que se trata. 
A lo largo de la obra “hay una interacción con el público –añade el escritor-: tiene que ver con un personaje del relato que cuenta historias e introduce los momentos importantes que se quieren destacar”. 
El planteo técnico-escénico se completa con un acompañamiento musical mínimo “y un excelente trabajo de Sergio Fabri, quien diseñó la planta de luces”. 
La puesta cuenta también con el aporte de Juan Carlos Gallego “quien vio desde la dirección de actor cosas que yo no había podido ver y que me enriqueció mucho”. 
Luego de 10 funciones en Buenos Aires, donde se hizo el estreno, una en Villaguay y otra en Las Parejas, González Rebolledo llega a Paraná. “Será una hora en donde seremos invitados a transportarnos, a través de la palabra y la poesía, a esos lugares en donde solo estas permiten acceder. Sexalesencia trata primordialmente de los vínculos, los hijos, el padre, los amigos, los amores, la madre”, reitera. 

SATISFACCIÓN. Para González Rebolledo “siempre es una satisfacción dar a conocer el producto de las creaciones de la imaginación, en mi caso a través de la escritura porque significa el término de un largo proceso, ya que en mí se impone la reescritura una y otra vez hasta dar por sentado que ya no queda más por pulir en ese texto”. 
“La verdad disfruto mucho con este trabajo”, cuenta el actor que, asegura, encuentra uno de los momentos más enriquecedores en el intercambio de opiniones posterior a la función. 
“Para mí es un privilegio presentar este unipersonal en Arteatro, en Paraná, en esa pieza en la que por sobre todas las cosas, lo que celebro es la palabra”, reflexiona. 
Para el autor “él resultado que veo en esta pieza me deja una enorme tranquilidad, en el sentido de saber que he trabajado arduamente en ella y me siento satisfecho del resultado”. 
Mientras disfruta de una vida “apartada y feliz”, actualmente jubilado de su actividad, el gualeyo trabaja sobre “proyectos modestos en lo personal” y se refugia “en los seres que quiero, los animales y las plantas, algunos viajes, el teatro y la literatura que integran mi substancia y que aún deseo seguir haciendo, aprendiendo, viviendo. Creo –asegura- que es suficiente por ahora”. 

AL MARGEN 
40 pesos es el costo de la entrada general a Sexalescencia. 
Las localidades anticipadas pueden adquirirse desde el jueves en Arteatro (Tucumán 378) a partir de las 18.30.

Tomado de: http://www.eldiario.com.ar